miércoles, 1 de diciembre de 2010

La "Virgen Campesina" de Portezuelo - Ñuble

Martes 01 de Diciembre
Misterios Gloriosos
La "Virgen Campesina" de Portezuelo
(Ñuble)


Un profundo sentido de devoción popular en el mundo rural es el que despierta la figura de la “Virgen Campesina”, madre y protectora de la comuna de Portezuelo, pequeña localidad del secano costero de la provincia de Ñuble.

Cubierta con manta y chupalla, al igual que el Niño Jesús que carga en sus brazos, su imagen está enraizada en la cultura y la religiosidad de los portezolanos. Sin embargo, eso no queda ahí, pues traspasando cerros y llanuras, día a día son muchos los ñublensinos y habitantes de otros puntos del país que se suman entre sus devotos.

La figura de la “Virgen Campesina” de Portezuelo tiene su origen hace ya más de dos décadas. Se cuenta que en medio de una procesión para la festividad de la Virgen del Carmen -verdadera identidad de la imagen bajo la vestimenta criolla que la cubre- la columna de fieles se vio alcanzada por una súbita y copiosa lluvia que puso en peligro la continuidad del trayecto por las calles del pueblo hacia el templo. El agua “caía a cantaros”, recuerdan algunos testigos de ese día memorable. Fue entonces cuando, raudo y sin frenar en su intención, un campesino cubrió la imagen con su manta y su chupalla, para proteger a la Virgen. El hecho causó tal impresión entre los fieles que la columna no frenó sus pasos hasta llegar al interior del templo.

Al término de la procesión, el párroco quiso sacarle la vestimenta a la Virgen, pero fueron los propios vecinos del pueblo quienes se negaron a esto, pues consideraban que la Madre de Dios se veía hermosa y la sentían más que nunca como propia. Con manta y chupalla era una de ellos.

En la actualidad, la devoción a la “Virgen Campesina” se manifiesta a través de distintas celebraciones que unen lo humano y lo divino. Están las fiestas religiosas de la Virgen del Carmen o el día de la Inmaculada Concepción; aquellas que rescatan las tradiciones populares del campo chileno como la Fiesta de la Trilla o la Fiesta de la Vendimia; y otras aún más propias como un Encuentro Anual de Raíces Folclóricas y un Encuentro Nacional de Payadores que, provistos de guitarras, guitarrones y arpas, dedican innumerables novenas campesinas a la Virgen.

Es una tradición que cada evento de su comunidad se inicie con una dedicación especial a la Virgen María bajo el manto protector de la Virgen Campesina. Esta es una actitud que nació del corazón de los propios campesinos y es positiva en la medida que sea un camino de fe que los acerque al Señor y a la Iglesia.

Artículo publicado en Revista SERVICIO n.º 279n (2007)





Mateo 13,53-58

"Cuando Jesús acabó de contar estas parábolas, partió de allí. Fue a su pueblo y se puso a enseñarles en la sinagoga judía. La gente admirada, decía:
-¿De donde le vienen a este esa sabiduría y esos poderes milagrosos? ¿No es este el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas? ¿No están todos todas sus hermanas entre nosotros? ¿De donde, pues le viene todos esto?
Y los tenía desconcertados. Pero Jesús les Dijo:
-Un profeta solo es despreciado en su pueblo y entre los suyos.
Y no hizo allí muchos milagros por su falta de fe".



Oración

Bendita sea tu pureza
y eternamente lo sea,
pues todo un Dios se recrea
en tan graciosa belleza.

A ti celestial princesa
Oh, virgen sagrada María,
yo te ofrezco en este día,
alma vida y corazón,
mírame con compasión,
no me dejes Madre mía .
Amén.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada